El desafío logístico del Black Friday & Cyber Monday | Bienvenido a GS1 Perú

El desafío logístico del Black Friday & Cyber Monday

El desafío logístico del Black Friday & Cyber Monday

Lunes, Noviembre 18, 2019
Black Friday y Cyber Monday, eventos e-commerce que permitirá evaluar la capacidad de respuesta de cada operador logístico.

Un día después de Acción de Gracias en Estados Unidos, se lleva a cabo el mayor evento e-commerce, el Black Friday. Empezó inaugurando la campaña navideña con super descuentos en minoristas y almacenes. El nombre inicia en Filadelfia, para explicar el tráfico vehicular y movimiento de personas que generaba ese viernes, o simplemente para describir que el color negro hace referencia a que la contabilidad de los comercios pasaba de rojo a negro, indicando un crecimiento en las ventas luego del viernes.

Algunas empresas empezaron a incentivar la compra On line mediante campañas con rebajas de precios para esta fecha. De manera gradual fue expandiéndose y comenzó a ser un evento internacional, llegando a Canadá, Europa y luego a América Latina. La empresa retail Walmart llevó el concepto a Argentina, lo que generó obtener rentabilidades y equilibrar el mix precio–volumen de ventas, ya que con un solo día de campaña no era suficiente, apareció el Cyber Monday.

Cyber Monday, iniciativa comercial para el incentivo de compra On line, se realiza después del Black Friday. La vigencia de esta campaña es entre cuatro a cinco días consecutivos, lo que facilita a más personas a realizar compras.

Debido al incremento de ventas y el traslado de mercadería, es necesario contar con operadores logístico que sean capaces de asumir todo el proceso que genera esta demanda y asegurar las entregas de los pedidos. Quiebres de stock, algún incidente logístico o de transporte; o falta de organización son muy frecuentes en estas fechas. Además, días posteriores a las compras, hay un aumento en cambios y devoluciones de productos, el cual marca la importancia de contar con una óptima Logística Inversa.

A continuación algunas estrategias de operaciones que podrían ayudar a ser más competitivo:

  • Para reducir la complejidad de la distribución, el concepto de DDMRP (Demand Driven Material Requirements Planning), para situar almacenes y centros de distribución estratégicamente cercanos a la demanda, puede ser una solución que agrega valor.
  • Trabajar con procesos Pull. Muchos de los procesos que hoy son el estilo push pueden transformarse a pull. En ese sentido McDonald’s y SARA son dos casos de éxito.
  • Tener presente los conceptos de cooperación y colaboración, para crear clusters transitorios, de forma tal de compartir los medios de transporte, tanto para la logística de distribución como para la logística inversa.
  • Si bien los datos de e-commerce marcan, año a año, una tendencia incremental exponencial no predecible, es un buen momento para introducir los beneficios del Big-Data, que van desde la generación de una base de datos con múltiples variables hasta la representación de posibles escenarios, que pueden mejorar la previsión de la demanda.
  • Contar con un Software de Gestión de Almacenes (SGA) bien implantado, permite integrar las características del almacén, con la demanda y con el operador logístico, para hacer más eficiente el proceso y la gestión de inventarios.
  • Finalmente y entre los aspectos más importantes, se debe contar con el knowledge adecuado para afrontar la gestión con éxito. Personal altamente capacitado y managers que cuenten con algún posgrado o máster en logística y supply chain management.

Como corolario se puede decir que para que el Black Friday no se torne en un Dark Fraiday, contar con organizaciones ágiles y flexibles, sigue siendo el secreto.

18-11-2019 / GS1 Perú